Finlandia

 

Al viajar a Finlandia es bueno saber que el territorio finlandés está cubierto por bosques en un 69 % de su extensión lo que le convierte comparativamente en el país más boscoso de la tierra. También los más de 187.000 lagos y 6.299 km de costa (1.126 en líneas rectas) hacen de Finlandia un país muy especial y "refrescante". En nuestro país la economía, tráfico, cultura y arquitectura moderna están integradas con bosques, lagos y mares. El ser humano se ha forjado espacio para sí mismo pero ha respetado y conservado intactas extensas áreas de naturaleza alrededor de poblaciones y ciudades.
Los finlandeses valoramos la tradición, la amistad y la honestidad y aunque somos moderados y tímidos por naturaleza, nos abrimos con el trato. La naturaleza imponente del país ha forjado nuestro carácter originando una relación especial con el bosque y la libertad, convirtiéndolos en elementos íntimos de nuestro espíritu y cultura reflejados en tradiciones, refranes y leyendas. Por ello el bosque es también protagonista de la literatura, el arte, cine y música.
El bosque significa calor y seguridad pero también riqueza y vida. Los finlandeses decimos que “el bosque protege a sus retoños” y por eso lo respetamos y le concedemos un lugar especial en nuestras vidas. En Finlandia, la naturaleza otorga y el ser humano recibe, pero no despoja.
Clima
Es difícil comprender el gran contraste de las cuatro estaciones del año en Finlandia. Además el tema de la luz lo complica aún más. Aquí hemos intentado aclarar un poco estas diferencias que siempre inquietan al viajero.
En resumen podemos decir que para disfrutar de la nieve la temporada ideal es de diciembre a mediados de abril. Y para disfrutar del verano los meses ideales son junio, julio y agosto. Primavera y otoño son también temporadas bien interesantes e ideales para estancias en ciudades, compras, cruceros, etc. Septiembre es temporada alta en Laponia por los paisajes con colores de otoño ("ruska").
En cuanto a la luz - o su falta, cabe mencionar que la época de penumbra (=pocas horas de luz, "kaamos" en finés.) dura dos meses y medio, de noviembre a mediados de enero. Luego los días se hacen cada vez más largos y la época del Sol de Medianoche (=luz prácticamente toda la noche), de mediados de mayo hasta finales de julio. El cambio entre estos dos extremos es paulatino. Por lo tanto febrero y septiembre son meses cuando los días son tan largos, o cortos, como en España.
Exótico, ¿no? El verano es totalmente opuesto al invierno. Por eso decimos que son dos países en uno. Tienes que experimentar las dos caras del país para saber lo diferente que puede resultar según la época del año.
Primavera (marzo-mayo)

El comienzo de la primavera es todavía temporada de nieve. De hecho, la alta temporada de nieve cae en marzo-abril. La nieve se derrite en el sur del país a principios, en el centro a mediados y en el norte a finales de abril. En el norte de Laponia es posible practicar el esquí hasta las primeras semanas de mayo. El resto del país experimenta una auténtica metamórfosis al empezar a florecer la naturaleza a principios y mediados de mayo. Las grandes fiestas de primavera son la Semana Santa y el 1 de Mayo, tradicionalmente este día es celebrado especialmente por los estudiantes. A mediados de mayo comienza la época del Sol de Medianoche (hasta finales de julio).
Verano (junio-agosto)

El verano comienza en Finlandia a primeros de junio y dura hasta mediados de agosto (=temporada de vacaciones escolares) siendo el mes de julio el tradicional mes de vacaciones de la gente local. El verano finlandés se caracteriza por un clima suave (20-25º C) y de noches luminosas por el fenómeno del Sol de Medianoche. Lógicamente con estas temperaturas no hay nieve en Finlandia en verano. Las lluvias suelen ser cortas y locales. El verano es una época muy animada ya que se celebran muchos acontecimientos, festivales y conciertos, casi siempre al aire libre. El paisaje es muy verde y los 187.888 lagos ofrecen un panorama especialmente bello a los que quieren viajar por la zona lacustre. Los colegios empiezan las clases a mediados de agosto pero normalmente el buen tiempo sigue hasta septiembre.
Sol de medianoche
En el norte de Finlandia, el sol no se pone durante varias semanas desde mediados de mayo hasta finales de julio. En la parte más septentrional del país este "día más largo de verano" dura más de dos meses. Incluso en zonas más meridionales no oscurece por la noche, y los días se ven separados sólo por algunas horas de crepúsculo.
Otoño (septiembre-noviembre)

En principio se considera que el fin de verano llega con el comienzo de los colegios a mediados de agosto. Sin embargo, los suaves días de verano suelen alargarse hasta finales del mes. En esta época tiene lugar el festival de Helsinki, digno de experimentar. En septiembre el paisaje se viste de colores y esta temporada llamada "Ruska" en Laponia es de especial belleza. En estos meses es posible recoger setas y bayas deliciosas. A partir de finales de septiembre los días suelen ser más lluviosos. Otoño (septiembre-octubre) es una buena temporada para ver auroras boreales en el norte.
Invierno (diciembre-febrero)

El comienzo del invierno finlandés se caracteriza por días cortos y paisajes nevados. La primera nieve cae en Laponia en octubre y en el sur en noviembre-diciembre. La época de penumbra (llamado "Kaamos" en Laponia) comienza a mediados de noviembre y dura hasta mediados de enero. A pesar de que durante esta época hay pocas horas de luz, el paisaje es especialmente bonito por el reflejo de la nieve, un azulado y rojizo, espectacular durante el día. Por caer la Navidad en esta temporada (la fiesta más celebrada en Finlandia) se usan antorchas y velas en el interior y exterior de las casas para dar un ambiente especialmente acogedor y caliente. Diciembre es temporada alta en Laponia por las visitas a Papá Noel y por el ambiente navideño en general. En las frías noches de invierno, con un poco de suerte, se puede ver uno de los fenómenos más bellos de la naturaleza, la Aurora Boreal. A partir de mediados de enero los días se hacen más largos. Enero-febrero suele ser los meses más fríos y la temperatura puede ser muy baja pero el paisaje es bellísimo y suele hacer más sol. En cuanto a luz en febrero los días son ya tan largos (o cortos) como en España, en marzo ya hay mucha luz y en abril se puede esquiar con sol hasta las 9-10 de la noche.
Época de penumbra (Kaamos)
Como el punto más septentrional de Finlandia es posterior al circulo polar ártico, disfruta de una época mágica llamada kaamos. Kaamos es una palabra finlandesa para la luz azulada, misteriosa mezcla de oscuridad y crepúsculo exclusivos del invierno nórdico.
Idiomas
Finés (92,3%), sueco (5,6%) y sàmi (unas 1.700 personas en Laponia). A menos que sean demasiado tímidos para intentarlo encontrará que los finlandeses tienen un conocimiento pasable o bueno de inglés que, es uno de los tres idiomas extranjeros obligatorios en la enseñanza escolar del país. También encontrará bastantes personas que entienden y hablan otros idiomas europeos, incluso el español.
Moneda
La unidad monetaria de Finlandia es el euro, dividido en 100 céntimos. Las monedas de 1 y 2 céntimos no están en circulación y no serán tampoco aceptadas en las tiendas.
Religión
La gran mayoría de los finlandeses son luteranos (85,6 %) y un porcentaje pequeño (1,1 %) son ortodoxos.
El país de los Saunas:

En Finlandia hay una sauna por cada 3 habitantes
Sauna es una palabra finlandesa y tan finlandesa es la tradición de ir a la sauna a limpiarse que el país está lleno de posibilidades de tomar la sauna bien sea en un hotel, en una cabaña o hasta en los campings y albergues. Para hacerse una idea de la seriedad de este tema en Finlandia bastará con informarse que el país tiene en total casi 2 millones de saunas.
La sauna tiene como finalidad el activar la circulación de la sangre por alteración del calor y frío. Primero, un calor que puede alcanzar 70º o 100º C hasta llegar a la transpiración. A continuación, el agua que se echa sobre las piedras calientes produce aún más calor. Para enfriarse se mete uno en un lago o en el mar, o se toma una ducha fría. La sauna se construye siempre de madera. La calidad de la estufa es esencial. Existen estufas eléctricas, calentadas por leña o saunas especiales de humo. La circulación de aire y el grado de humedad tienen que regularse bien.
En muchos hoteles finlandeses el baño de sauna y el derecho a piscina por la mañana están incluidos en el precio de la habitación. Las casas de campo y las granjas tienen todas una sauna situada a orillas del lago o del mar.
Al visitar Finlandia, ¡no pierdas la oportunidad de tomar una buena sauna finlandesa! Es una experiencia única.
Cultura
El nivel de vida en Finlandia es uno de los más altos del mundo y una de las ventajas de las que disfrutan los finlandeses es la de un transporte público frecuente, extenso y accesible, así como unos hogares con calefacción eficiente en las duras épocas de invierno. Pero el estilo de vida finlandés también mantiene el contacto con los sencillos tesoros del entorno natural, con sus enormes lagos y bosques inmaculados.
Siendo uno de los países del mundo con un mayor nivel en la educación, los finlandeses disfrutan de un alto nivel de vida y aprecian enormemente todo tipo de expresiones culturales. Las altas tecnologías innovadoras se infiltran en la vida cotidiana de todos los finlandeses, pero en la misma medida también aprecian los sencillos tesoros del entorno natural inmaculado.
Arte y ocio
Los finlandeses son verdaderos adictos a cualquier tipo de arte y entretenimiento representativo y visual, y los visitantes se ven realmente mimados con una abundante oferta de exposiciones, eventos culturales, espectáculos musicales y conciertos. Y para completar el cuadro de la vida cultural activa, los finlandeses tienen un gusto especial, exquisito y sofisticado, que prefiere los diseños prácticos y la arquitectura progresista, son inigualables entusiastas de los deportes, tienen una obsesión febril por la literatura y aprecian las exquisiteces de la cocina nacional.
Tanto Helsinki como las otras ciudades de Finlandia, están bien provistas de salas de concierto y teatros, mientras que en los cines se presentan las últimas películas internacionales en su idioma original con subtítulos en finés y en sueco. Los finlandeses son muy aficionados al baile, y las opciones para bailar y ver bailar comienzan con los tradicionales bailes al aire libre en verano, a veces en pabellones a orillas de un lago, y terminan en night clubs o discotecas. El espectro musical es también muy amplio, con funciones de ópera y de música clásica de nivel mundial por un lado, y jazz y rock por el otro. Tampoco hay escasez de galerías ni de museos exhibiendo excelentes obras de artes visuales tanto finlandesas como internacionales.
Algo para todo el mundo – incluso para los jugadores que tienen ahora a su disposición el nuevo Gran Casino de Helsinki. El Gran Casino, situado en el Conjunto Fennia, Mikonkatu 9 en Helsinki, tiene varias mesas de ruleta y de black jack, máquinas tragaperras y otros juegos. También hay otro casino en el Hotel Arkipelag en Mariehamn. Ambos casinos cumplen los requisitos internacionales.
Arquitectura finlandesa
Mirando a vista de pájaro descubrimos que la superficie de Finlandia está cubierta por bosques y lagos y que está muy escasamente poblado. En 1900 sólo existían 33 ciudades propiamente dichas, la mayoría de las cuales eran costeras y en cada una vivían menos de mil personas. Los ríos y lagos se utilizaban como vías de transporte y los asentamientos florecieron siguiendo el curso de los ríos. Los trabajos de construcción del primer ferrocarril comenzaron en 1862. Se construyeron canales para conectar los lagos y proporcionarles a los barcos una vía para salir al mar.
La madera abunda en Finlandia y siempre ha sido el material de construcción por excelencia. Solamente los edificios públicos y los castillos se construían de piedra, por lo tanto, la mayoría de los edificios históricos de Finlandia están hechos de madera. Esta es una de las razones por las cuales las edificaciones en Finlandia son muy nuevas, dado que los pueblos y los edificios muchas veces fueron destruidos por el fuego o se pudrían antes de alcanzar edades avanzadas. No obstante, no todo se ha perdido: pongamos como ejemplo los barrios de casas de madera de algunas ciudades pequeñas, los ambientes industriales del siglo XVIII, las casas de troncos de un rojo - ocre en Ostrobotnia, y las armoniosas casas solariegas neoclásicas. Aún siendo una expresión tangible de los sentimientos de los finlandeses hacia la naturaleza, las cabañas de vacaciones que salpican las orillas de los lagos y toda la línea costera representan una cultura totalmente nueva en las edificaciones de madera.
Aproximadamente sobreviven 70 iglesias medievales de piedra gris pertenecientes a siglos pasados. Las iglesias de madera más antiguas fueron erigidas en el siglo XVII. La iglesia de madera de Petäjävesi es patrimonio histórico cultural por la Unesco. La iglesia de Kerimäki, construida en 1849, es una de las edificaciones de madera más grandes en el mundo y también un escenario para conciertos de verano. Existen también algunos magníficos castillos medievales, tales como los de Turku, Hämeenlinna y Savonlinna. La pintoresca isla-fortaleza de Suomenlinna del siglo XVIII, patrimonio histórico de humanidad por la Unesco, está sólo a un corto trayecto en ferry desde el centro de Helsinki.
Las principales tendencias arquitectónicas europeas dejaron escasas huellas en la arquitectura finlandesa antes del siglo XVIII, desde entonces las influencias internacionales han ido ganando fuerza. Los momentos culminantes de la arquitectura finlandesa son la época neoclásica de principios del siglo XIX, el romanticismo nacional de finales del siglo XIX y principios del XX, el funcionalismo de los años 30 y el modernismo de los años 60. Además de las tradiciones de la arquitectura popular, las variaciones finlandesas en estos estilos han contribuido añadiendo sus particulares matices a la historia mundial de la arquitectura.
La Plaza del Senado en Helsinki, con su Catedral, la Universidad y el edificio del Consejo de Estado, todos obra de Carl Ludvig Engel (1776-1840), son una de las expresiones más bellas de la arquitectura neoclásica en la Europa occidental. El barrio de Katajanokka en Helsinki presenta algunos ejemplares espléndidos del art nouveau, mientras que la antigua casa estudio del arquitecto en Hvitträsk, ahora museo, es un ejemplo impactante del romanticismo nacional en Finlandia.
Siendo una nación joven y dinámica, Finlandia ofrecía un suelo fértil para nuevas ideas, y bajo la influencia de Eliel Saarinen (1873-1950) - uno de los diseñadores y primeros ocupantes de Hvitträsk – y de sus contemporáneos, la arquitectura finlandesa pronto comenzó a florecer. Alvar Aalto (1898-1976), cuya obra es una expresión de lo práctico, de la luz y de la consciencia del medioambiente, emergió como uno de los arquitectos más famosos de Finlandia, y los que visitan el país siguen interesados en conocer sus creaciones más importantes, incluyendo la sala Finlandia en Helsinki y el innovador sanatorio de Paimio.
La arquitectura finlandesa experimentó otro despertar en los años 50, en una época donde el país acababa de salir de las sombras de la guerra y entraba en una fase frenética de reconstrucción, industrialización y urbanización. Iglesias, escuelas, bibliotecas y edificios municipales salieron como setas, y un nuevo tipo de suburbios proporcionó un modelo para el futuro, siendo la ciudad jardín de Tapiola cerca de Helsinki un ejemplo brillante. La sensación de espacio y de luminosidad encontró sus elegantes expresiones en la obra de muchos arquitectos modernos. Juha Leiviskä es uno de los muchos ejemplos.
La urbanización y el extenso desarrollo socioeconómico de la época de posguerra dieron como resultado la extensa reconstrucción de las antiguas ciudades y pueblos de Finlandia. Tres cuartas partes de las edificaciones de Finlandia han nacido después de la guerra, y pasará algún tiempo antes de que esta nueva arquitectura encuentre su sitio natural en el paisaje finlandés. Y aún así, todavía quedaba sitio para otras innovaciones atrevidas: como testimonio Metso (Urogallo), la biblioteca pública de la ciudad de Tampere, diseñada por Reima y Raili Pietilä. También algunas tradiciones se han reavivado, y la conservación de edificios históricos ha cobrado fuerza desde los años 60 con activos esfuerzos para preservar el remanente de la herencia arquitectónica de Finlandia.
Helsinki es una ciudad jóven y natural
Helsinki es una metrópolis de tamaño humano y trato cordial
Le abrimos aquí las puertas a una de las capitales europeas más modernas, que ahora se ha puesto de moda en toda Europa como una ciudad con dimensiones humanas, joven, animada y divertida. En varias ocasiones ha sido elegido como el mejor destino de "City Break".
Lo que Helsinki ofrece al viajero, desde luego, varía según la estación del año. Ahora hablamos de verano y le damos varias propuestas según temas para cada día para disfrutar plenamente de esta ciudad vanguardista. Venga a pasar "cinco días" con nosotros en Helsinki, cinco temas diferentes para sacar lo máximo de la capital de Finlandia. Para conocer las ofertas de viajes que hay en cada momento a Helsinki, visite también la sección de Viajes y Oferta de estas páginas de internet.
La oficina de Turismo de Helsinki+Tour Shop de Helsinki Expert están en Pohjoisesplanadi 19.
Abierto (hasta el 30 de septiembre): lu-vi de 09:00 a 20:00 horas, sa-do de 09:00 a 18:00 horas
Abierto (a partir del 1 de octubre): lu-vi de 09:00 a 18:00 horas, sa-do de 10:00 a 16:00 horas
Región de Helsinki
La capital de Finlandia, Helsinki, junto con sus ciudades vecinas de Espoo y Vantaa, son las concentraciones urbanas más grandes del país, con una población combinada que se aproxima al millón de habitantes. Siendo el puerto con mayor transito de Finlandia, Helsinki se extiende por una serie de islas y promontorios bálticos, de la misma forma que sus nuevas y modernas zonas suburbanas se van asentando por los bosques y campos adyacentes.
Helsinki es una de las ciudades más modernas y culturalmente progresivas de Europa, manteniendo no obstante el contacto con su intrigante historia que se remonta a más de 450 años. Es una ciudad de mercados y mercadillos coloristas llenos de vida, conciertos y eventos deportivos al aire libre en verano, parques a las orillas del mar, excelentes cafeterías y restaurantes adecuados a cada gusto y presupuesto, hoteles de máxima categoría y lo último en arte expuesto siempre en museos de alta calidad. Es también una ciudad agradablemente compacta, donde muchas de sus atracciones están ubicadas en los distritos centrales, siendo rápido y fácil el acceso entre ellos.
Las atracciones cubren todo un abanico de posibilidades, desde la isla fortaleza de Suomenlinna en la entrada del Puerto Sur, el Museo al Aire Libre en la isla de Seurasaari, con sus tradicionales edificaciones, hasta el impactante edificio de Kiasma, encerrando el Museo del Arte Contemporáneo y la única "Iglesia en la Roca", Temppeliaukio. La historia nos inunda en la magnífica Plaza del Senado con su neoclásica Catedral Luterana y la cercana Catedral Ortodoxa de Uspensky, así como con los detalles vanguardistas del Museo del Ferrocarril y del Museo Nacional.
Las excursiones realizadas desde Helsinki pueden incluir un viaje en el barco de vapor costero hasta la Vieja Ciudad de Porvoo, un crucero placentero entre las islas del archipiélago local, un paseo por el Parque Nacional ubicado en el cercano Nuuksio, o un día de excursión a la capital de Estonia, Tallin, sólo 90 minutos a bordo de un catamarán cruzando el Golfo de Finlandia. Helsinki es también un buen punto de partida para realizar un crucero por el báltico hasta San Petersburgo hacia el este, y hasta Estocolmo hacia el oeste.
En el cabo sur de Finlandia, la región cubre el archipiélago y las localidades alrededor de Tammisaari (Ekenäs) y Hanko (Hangö). Antiguas comunidades metalúrgicas y una mina de piedra caliza con exhibiciones especiales en Lohja (Lojo).
Más información:
Oficina de Turismo y Convenciones de Helsinki, Helsinki City Tourist & Convention Bureau
www.visithelsinki.fi, E-mail: tourist.info@hel.fi
Cabo sur de Finlandia www.southfinland.com E-mail: info@etelakarki.com
Conexiones de viaje: Para la mayor parte de los visitantes de Finlandia el punto de partida es Helsinki y el aeropuerto internacional de Helsinki-Vantaa, situado a 19 kilómetros al norte de la ciudad. Es el aeropuerto internacional más grande del país, con vuelos a destinos de toda Finlandia, Europa, América del Norte y Oriente Lejano. Existen conexiones diarias de ferrys de crucero entre Estocolmo y Helsinki y Tallinn y Helsinki, operados por las líneas Silja Line y Viking Line. Las conexiones ferroviarias operan desde Helsinki a todos los destinos ferroviarios de Finlandia, incluyendo Laponia, y a Rusia (St. Petersburgo y Moscú) . También los servicios de autocares exprés cubren todo el país partiendo de Helsinki.

Finlandia del Sur y Archipiélago
Como área de población más densa y culturalmente más rica del país, la Finlandia del Sur, incluyendo los archipiélagos diseminados que fragmentan su costa Báltica, está repleta de atracciones y de interés histórico. La zona situada en el extremo oeste de Finlandia del Sur está identificada con la ciudad de Turku, la más antigua del país y también su antigua capital. También están cerca la ciudad costera de Naantali, con su parque temático para niños, “El Mundo de los Mumin”, y el archipiélago que es una zona de ocio tranquila y de belleza escénica, donde montar en bicicleta, navegar o simplemente disfrutar del paisaje son las actividades favoritas.
Más hacia el este, la ciudad de Kouvola es la puerta de acceso al clásico paisaje finlandés, como por ejemplo en el Parque Nacional de Repovesi, mientras que las ciudades de Hamina – con su distintivo plano circular militar – y Kotka, con la cabaña de pesca imperial de los zares, son puntos de interés histórico que destacan sobre el paisaje.
Las islas costeras se van sucediendo a lo largo del Golfo de Finlandia hasta la frontera rusa en el este. Por otro lado las 6.500 islas e islotes del archipiélago de Åland forman unos paisajes de belleza impactante en el suroeste de Finlandia. Sus raíces de la antigua cultura sueca se adentran en la historia hasta las remotas épocas paganas. Los monumentos históricos en Åland y en el resto del archipiélago del sur incluyen las iglesias más antiguas de Finlandia, del siglo XII, y algunas importantes mansiones señoriales suecas. Las carreteras que atraviesan el paisaje de suaves ondulaciones con árboles frondosos y verdes praderas, son ideales para unas vacaciones en bicicleta, y las islas están unidas con ferrys locales.
Costa Oeste
La región de la Costa Oeste de Finlandia se extiende a lo largo del Golfo de Botnia, desde la pintoresca y antigua ciudad de Rauma en el sur – incluida en los listados de UNESCO – hasta la ciudad universitaria de Oulu en el norte. Un paisaje extenso y tranquilo de campos de labranza y ríos se extiende hacia el interior una vez pasadas las largas playas de arena y las históricas ciudades portuarias.
Las ciudades situadas a lo largo de la Costa Oeste de Finlandia son tranquilas y nada pretenciosas, pero no obstante sorprenden al visitante con su encanto y hospitalidad. De sur a norte, te encontrarás con Uusikaupunki, Rauma, Pori, Kristiinankaupunki, Kaskinen, Vaasa, Pietarsaari, Kokkola, Raahe y Oulu. Un paseo en coche siguiendo la carretera principal número 8 te llevará a través de toda esta región, pero en repetidas ocasiones te sentirás tentado a salirte de la ruta para visitar los numerosos museos, casas solariegas, tiendas de artesanía y otras atracciones a lo largo del camino. Esta ruta es una alternativa atractiva, si quieres conducir hacia el norte hasta Laponia o incluso más allá, hasta el Cabo Norte, por ejemplo.
Finlandia Occidental es una región única, donde el mar y toda una miriada de islas aumentan el lujo de un paisaje rico en pastos verdes, deltas fértiles, y unas zonas salvajes vírgenes en el interior. Este paisaje ha sido el nutriente para una cultura fértil, con todos los ingredientes para una multitud de actividades en cualquier época del año. Por ejemplo, el Festival Internacional de Jazz en Pori, es desde hace ya 40 años uno de los puntos culminantes del año para el aficionado al jazz, y esta ciudad situada a orillas del río parece despertarse y cobrar vida musical cada mes de julio. En verano, las famosas dunas de Yyteri sirven de escenario para excursiones picnic a orillas del mar y para competiciones de windsurf. La observación de aves es una afición popular de sur a norte de la costa, especialmente en la bahía de Liminganlahti y en la isla de Hailuoto cerca de Oulu: los entusiastas en ornitología se sienten atraídos por la abundancia de especies residentes y migratorias, y por las amplias oportunidades ofrecidas por las claras noches del verano.
Prueba la hospitalidad de una granja finlandesa, alquila una bicicleta y explora las ciudades y pueblos a tu ritmo. Dirígete a la famosa ciudad histórica de Rauma con su preciosa arquitectura de madera, o al balneario Tropiclandia Spa en Vaasa, especialmente hecho a medida para excursiones en familia. Visita uno de los numerosos mercadillos al aire libre, y los mercados de abastos, prueba las frutas y bayas, y disfruta de un picnic relajante. Después puedes dirigirte al mercado del tango – Tango Market – en Seinäjoki y bailar hasta el alba en una noche de verano.
Región de los Lagos
Un laberinto azul de lagos, islas, ríos y canales, salpicado de bosques y crestas de colinas, se extiende a cientos de kilómetros sobre una plácida zona de una belleza impactante: ¡Bienvenidos a la región lacustre más grande en Europa!
Existen lagos de todos los tamaños y formas en todas las regiones de Finlandia, pero la zona oriental del país está especialmente bien dotada de agua. El sistema lacustre de Saimaa, siguiendo de forma aproximada la frontera con Rusia, es una extensa red de cursos de agua interconectados, y los lagos se extienden hacia el oeste hasta Kuopio y hacia el norte hasta Nurmes. Esta es la zona que le ha merecido a Finlandia su fama como el país de los mil lagos. Es un destino ideal para vacaciones, tanto si añoras la paz y la naturaleza limpia de una zona rural y vivir una aventura en los lagos, ríos y bosques, como si quieres conocer una cultura europea diferente, con sus tradiciones autóctonas y sus encantadoras ciudades pequeñas.
Otro de los importantes sistemas lacustres de imponente belleza se extiende a ambos lados de Tampere y cerca de Jyväskylä en Finlandia Central. Si estás buscando algo nuevo, lejos del estrés y de las preocupaciones de la vida urbana, lo encontrarás en el país de los lagos, Finlandia.

Laponia
Un paisaje salvaje de estepa con ondulantes colinas, cubiertas de nieve con una blancura cegadora en invierno, que alimentan los remolinos de los ríos en primavera, el sueño del aficionado al senderismo durante el verano de noches claras y durante el espectáculo de los colores otoñales, el cielo invernal que cobra vida con las mágicas luces centelleantes del norte: Laponia, la parte más norteña del país, es para muchos la región más excitante de Finlandia.
La provincia de Laponia se extiende desde su límite al sur, situado en la orilla norte del Báltico en el golfo de Botnia, a través de bosques que gradualmente se convierten en menos densos según el terreno comienza a subir hacia el norte. Esta región sigue siendo el hogar de una pequeña parte de la población de Finlandia, los indígenas lapones o sames, y podrás visitar en Inari un excelente museo dedicado a su cultura. La capital de provincia, y ciudad más grande Rovaniemi, está ubicada en el mismísimo círculo polar que atraviesa la zona, y aquí encontrarás también el único y verdadero hogar del habitante más popular de Finlandia: Papá Noel. El Pueblo de Papá Noel incluye una oficina de correos donde se manejan las cartas escritas y enviadas por los niños desde todos los rincones del mundo a este viejo caballero. Tendrás también la oportunidad de conocer a Papá Noel en persona y de hacerte una foto con él en su cueva. También muy cerca está el parque temático navideño SantaPark.
Pero Laponia es mucho más que Papá Noel y los renos – aunque estos personajes forman una parte importante y visible de la cultura lapona, y posiblemente encuentres más renos que personas en tus excursiones a través de esta parte del globo, tan escasamente habitada. Las oportunidades de realizar actividades al aire libre son realmente infinitas: las estepas y montañas del extremo norte forman un territorio fantástico y tentador para hacer senderismo, y su popularidad entre los aficionados al mountain bike sigue creciendo. La zona de los ríos que marca la frontera con Suecia, desde Kilpisjärvi en el norte hasta Tornio en el sur, es perfecta para excursiones en canoas, y también para rafting en determinados tramos de los rápidos, y los lagos y ríos omnipresentes ofrecen fértiles aguas para practicar la pesca. También existe la posibilidad de probar buscar oro. En invierno, los centros de deporte de Levi, Saariselkä, Ruka y Olos – sólo por nombrar algunos – recobran vida y abren sus pistas de esquí alpino y sus senderos de esquí nórdico. Safaris en motos de nieve, trineos de reno y trineos de perros te llevan a través de los bosques por los valles y cruzando las colinas, incluso podrás pasar la noche en un iglú.
No obstante, la mayor parte de los alojamientos es más convencional, y no hay ninguna escasez de hoteles cálidos y bien equipados, cabañas de troncos y chalets con ambiente agradable, así como restaurantes soberbios donde podrás degustar las delicias locales de reno, pescado fresco y las exóticas bayas silvestres, los camemoros. Y si al día siguiente te atreves a salir al frío de la calle – con temperaturas tan bajas como -30º C – la mayoría de los tour-operadores pueden equiparte con prendas de vestir adicionales y adecuadas para cualquier actividad que decidas realizar.
Más información: www.laplandfinland.com, E-mail information@laplandfinland.com
Conexiones de viaje:
Laponia está perfectamente integrada en la eficiente red de carreteras, vías férreas y aéreas de Finlandia, a través de la cual tiene unas conexiones excelentes, tanto domésticas como internacionales. Los servicios ferroviarios – incluyendo coches cama y vagones para transporte de coches – circulan entre Rovaniemi y Helsinki. El tráfico aéreo internacional es operado directamente, así como también a través de Helsinki y otras ciudades finlandesas, hacia Rovaniemi, Kittilä (cerca de Levi), Enontekiö, Kemi e Ivalo. Los aeropuertos son modernos y bien equipados para facilitar el extensivo tráfico aéreo internacional en cualesquiera condiciones meteorológicas.
Más información: www.visitafinlandia.com